$550

18 cuotas de $63,83
5% de descuento pagando con Transferencia o Depósito Ver medios de pago
Entregas para el CP: Cambiar CP
Medios de envío
Descripción

Las pieles grasas suelen presentar un exceso en la producción de cebo, dando como resultado brillo indeseable en todo el rostro, aparentando suciedad aún luego de la limpieza

Este cremigel facial está especialmente formulado para esta tipología cutánea brindando una sensación de frescura, hidratación y tacto seco por su absorción inmediata.

El cremigel es una combinación perfecta entre activos acuosos y una pequeña proporción de aceites, lo que le brinda ese tacto suave. Presenta los siguientes componentes:

El aceite de chía es un aceite muy beneficioso ya que se absorbe inmediatamente tras su aplicación, a la vez que hidrata en profundidad. Por otro lado, tiene vitamina B3 y Zinc, los cuales contribuyen al control del acné.

El aceite de jojoba es un conocido sebo regulador, protege de la deshidratación y reduce las pérdidas de agua en las capas superiores de la piel, es un regenerador cutáneo, protector frente a las agresiones externas, mantiene la elasticidad activando la síntesis de elastina, estimula la circulación y oxigenación de la piel.

El aceite de rosa mosqueta mejora el tono cutáneo, aumenta la síntesis de colágeno y elastina, retrasando la aparición de arrugas y líneas de expresión, a la vez que favorece la elasticidad celular, es antioxidante.

El hidrolato de hammammelis es cicatrizante, astringente, purificante y antiinflamatorio. Su efecto vasoconstrictor le permite eliminar las rojeces de la piel, ayuda a cerrar los poros propios de las pieles grasas, evitando la acumulación de grasa en el rostro.

La glicerina vegetal otorga la hidratación necesaria para que la piel no quede tirante.

El cremigel puede utilizarse en pieles con rosácea ya que ayuda a calmar las rojeces, inflamación e irritación, pero no es una crema de tratamiento específico para esta afección. Por sus componentes, es un buen aliado para estas pieles pero siempre debe probarse en pequeña proporción y garantizar que no genere ninguna reacción indeseable ya que son pieles muy reactivas.

El aceite esencial de tea tree es un excelente antiséptico y un buen aliado contra el acné. Restaura el pH de la piel.

El aceite esencial de geranio es un gran astringente, reduce la capa de grasa que hace ver la piel más gruesa, logrando que luzca más tersa y saludable. Es antiacnéico.

El aceite esencial de lavanda es un potente antiséptico y antinflamatorio. Reduce la picazón y el enrojecimiento. Por sus propiedades tonificantes, equilibrantes y relajantes se utiliza para todo tipo de piel. Además, ayuda a matar las bacterias de la piel, la limpia y cura sin obstruir los poros.

 Aroma a geranio y lavanda.

Modo de uso:

Con el rostro limpio, aplicar de a una a dos gotas en la punta de los dedos y esparcir.

Componentes:

Agua destilada, olivato de cetearilo, éster de aceite de oliva y sorbitol, hidrolato de hamamelis, aceite de jojoba, aceite de chía, aceite de rosa mosqueta, glicerina vegetal, vitamina E, goma xantana, aceite esencial de lavanda (Lavandula Officinalis), aceite esencial de tea tree (Melaleuca Alternafolia), aceite esencial de geranio (Pelargonium Graveolens), conservante apto cosmética natural (ácido salicílico, ácido sórbico, alcohol bencílico).

Presentación: envase de vidrio con valvula 30 grs.

Producto aprobado por ANMAT. Apto veganos, apto celíacos.